FALAFEL

El garbanzo en esta receta se utiliza sin cocer, pero para ablandarlo y hacerlo digerible ha de ponerse en remojo entre 8 y 12 horas, de esa manera, la membrana de la piel del garbanzo se disuelve y libera los oligosacáridos, cuya descomposición ocasiona tantos gases en nuestro intestino.

También podemos dejar que los garbanzos germinen, pues con la germinación las propiedades nutricionales de la legumbre se multiplican y se generan multitud de enzimas que hace que las digestiones sean aún más ligeras.

Así que, si quieres que germinen, después de dejarlos en remojo 24 horas, cuela el agua, aclarara los garbanzos y deja los granos en el colador durante al menos dos o tres días, cubiertos con una toalla húmeda. Enjuaga cada día los garbanzos con abundante agua y déjalos tapados con la toalla húmeda. Al tercer o cuarto día ya habrá crecido la raiz entre 1 o 2 cm y estarán listos para preparar esta y otras recetas, como hummus o ensaladas.

 

Si no deseas esperar a que el garbanzo germine y observas que el agua de la zona es dura, como ocurre en Ciudad Real, puedes agregar bicarbonato (1 gramo por litro de agua) para facilitar la entrada del agua a través de la piel de esta legumbre cuando esté en remojo.

INGREDIENTES

  • 300 gr de garbanzos (puestos a remojar 12 horas antes)
  • 3 dientes de ajo pelados
  • 150 gr de cebolla
  • 10 ramitas de perejil fresco (sólo las hojas)   
  • 1 cucharadita de comino
  • 1 pellizco de pimienta molida
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 30 gr de pan rallado o semillas de sésamo 
  • 1 zanahoria pequeña (opcional)
  • 1 pellizco de canela (opcional)
  • Aceite de oliva

ELABORACIÓN

  • Escurre los garbanzos, añade los dientes de ajo, la cebolla, el comino, la pimienta negra molida y la sal. Si deseas también puedes incorporar una zanahoria y una pizca de canela. Tritura todo el conjunto hasta obtener una pasta.
  • Después añades el pan rallado y el perejil picado. Vuelve a mezclar. Si decides hornear la masa sustituye el pan rallado por semillas de sésamo.
  • Deja reposar la masa unos 30 minutos.
  • Prepara unas bolitas del tamaño de una nuez. Puedes dejarlas así o presionar cada bolita con la mano para para compactar la masa.
  • Si decides HORNEAR las bolitas, precalienta el horno con calor arriba y abajo. Coloca las bolitas sobre papel de hornear en una bandeja. Hornea a 180º durante 15 minutos, pasado ese tiempo, les das la vuelta y vuelves a hornear otros 15 minutos más. ¡Y listas!    
  • Si decides FREIR las bolitas, espera a que el aceite este caliente, luego muévelas para que se doren uniformemente.

De la primera manera te quedarán más ligeras y de la segunda más crujientes ;-) Tú decides.

 

CREMA DE NABO Y APIO CON MANZANA

INGREDIENTES 

  • 4 nabos (600 gr)
  • 1 cebolla (200 gr)
  • 3 tallos de apio (120 gr)
  • 2 dientes de ajo
  • 25 g de aceite más o menos
  • Agua (800 gr aproximadamente) 
  • 1 manzana tipo reineta (250 g)
  • sal
  • pimienta negra molida

ELABORACIÓN

  • Pelar y cortar en trozos regulares los nabos, trocear la cebolla, el ajo y el apio.
  • Calentar un poco el aceite de oliva en una cazuela profunda, añadir la cebolla y el ajo. Rehogar hasta que tomen un poco de color.
  • Echar a continuación los trozos de apio y nabo. Dejar que se haga todo unos 3 minutos.
  • Cubrir las verduras con agua y añadir la manzana pelada, troceada y sin pepitas.
  • Dejar cocer hasta que el nabo esté tierno, aproximadamente unos 35 minutos.
  • Sazonar al gusto con sal y pimienta y después triturar hasta dejar un puré homogéneo.
  • Cocer de nuevo a fuego bajo otros 10 minutos más.
  • Servir la crema calentita ;-)

 

INFUSIÓN DEPURATIVA DE JENGIBRE Y MIEL

Antes os hablaremos un poco del jengibre cuya raiz es un cúmulo de beneficios, pues contiene aceites esenciales, vitaminas, minerales y aminoácidos.

Si nos centramos en sus aceites esenciales encontramos limonelo, citronela, canfeno y gingerol que le da su peculiar sabor picante. El jengibre es un tubérculo rico en vitamina  C, donde también están presentes las vitaminas E y las del grupo B. El jengibre aporta minerales, fundamentalmente potasio, magnesio y fósforo  pero también sodio, calcio, zinc, silicio, aluminio y cromo. Otros compuestos que podemos encontrar en el jengibre son el ácido aspártico, linoleico, oleico y ascórbico. En cuanto a los aminoácidos podemos mencionar su contenido en metionina, niacina, histidina, arginina, triptófano y leucina entre otros. El jengibre, es además, muy rico en antioxidantes como la proteasa  y contiene enzimas como el zingibaina y fitonutrientes como los flavonoides o los carotenos.

El jengibre es bueno para todas las inflamaciones y es uno de los mejores remedios para combatir las náuseas y las ganas de vomitar. También es un antibacteriano muy potente y ayuda a estimular los movimientos peristálticos del intestino. Favorece la circulación sanguínea y evita la formación de trombos y varices. Combate la halitosis, mejora la flora bacteriana y evita que tengamos gases e hinchazón después de comer. Colabora en la prevención de alergias y nos ayuda a recuperar una sensación de calma física y mental....Entonces, ¿por qué no tomarlo?.

Y esta es la sencilla receta :-)      

INGREDIENTES 

  • 1 litro de agua
  • 1 rodaja de 1 cm de grosor de raíz de jengibre
  • Zumo de 1/2 limón o naranja o incluso infusión de manzanilla (elige la opción que más te guste)
  • 1 cucharadita de miel cruda o panela (si en vez de miel utilizas panela las propiedades de la infusión cambiarán, así que, tenlo en cuenta ;-)

ELABORACIÓN

  • Pela y ralla el jengibre.
  • Pon agua a hervir en un cazo y añade el jengibre, cuécelo  a fuego medio durante 5 minutos, transcurrido ese tiempo apágalo y deja reposar otros 5 minutos.
  • Cuélalo y cuando esté templado añade el zumo de limón y la miel. Nunca añadas la miel en alimentos o bebidas por encima de los 40º pues se convierte en tóxica. Puedes probar a sustituir el zumo de limón por un zumo de naranja o incluso un poco de manzanilla. 

El mejor momento para tomar la infusión es hacerlo unos 10 minutos antes de las comidas principales y notarás rápidamente sus beneficios si la tomas en ayunas.

Sólo está contraindicado en el último mes de embarazo, ya que puede estimular la producción de oxitocina y adelantar el parto. En caso de hemorroides, el jengibre intensifica el dolor aunque, si lo soportas unos días, terminará por reducir la hinchazón de las hemorroides y desaparecerá.

 

MOONMILK

Moonmilk es una receta que te ayudará a dormir mejor

INGREDIENTES 

  • 1 vaso de leche entera (puede ser leche vegetal, la que mejor va es la de avena)
  • 1 cucharadita de melisa
  • 1 cucharadita de manzanilla
  • ½  de cucharadita de pasiflora
  • 1 pizca de nuez moscada recién rallada
  • Miel (opcional)

ELABORACIÓN

  • Pon la leche a fuego alto hasta que hierva
  •  Baja el fuego  y añades la manzanilla, la melisa y la pasiflora
  •  Lo tapas y dejas reposar un mínimo de 5 minutos
  • Transcurrido este tiempo lo cuelas y añades la nuez moscada
  • Se remueve todo bien y cuando esté templada le puedes añadir, si quieres, un poco de miel para endulzar

 Felices sueños...